มฆธ๑ พ๘ภฝ

 

Vida Consagrada

 

 

 

descargar pdf de los mensajes. (haga clic)

1. 17 de Febrero de 2016

2. el 2 de Marzo de 2016

3. el 25 de Marzo de 2016

 

 

Mensaje de la Santísima Madre recibido por Julia Kim de Naju, Corea, alrededor de las 5 a.m., del 17 de Febrero de 2016.

 

El Mensaje de Amor  17-02-2016

La arrogancia humana ha llegado hasta el Cielo, la condición social en la que se comete el aborto y la homosexualidad, sin sentirse culpable están siendo aceptadas como si las personas tuviesen el derecho natural de disfrutar de ellas; mientras se cometen tantos pecados impuros y estos amenazan el orden natural que creó Dios.

Me vuelvo más ansiosa cuando pienso en que, si no estaría presente la Santísima Madre, este mundo ya habría sido castigado con la copa de la ira por la Justicia ardiente de Dios Padre.

Por eso, de acuerdo al deseo de la Virgen, que no quiere que caiga el castigo de Dios sobre este mundo, desde el mes de Diciembre del año pasado hasta ahora, casi ni un día menos, ofrecí más, con tantas variedades de dolores como reparaciones del aborto, reparación de homosexualidad y los pecados sexuales, y dolores que queman el cerebro, la lengua y la boca, y otros tipos de dolores por el arrepentimiento de las almas que cometen pecados con el pensamiento impuro, con la boca. Estos dolores fueron tan difíciles de soportar que superaron mi capacidad y no los podía comparar con los dolores anteriores.

Incluso salía de mi cabezaalgo negro como cenizas bien quemadas, y después del estudio endoscópico del estómago y del intestino grueso, ya vaciado, salían algunos materiales bien negros, y derramaba sudor y como resina, negra y roja afuera del cuerpo, ¡como si estuviese agujereado!

Después del estudio endoscopio del estomago y del intestino grueso, solo tomando agua, se excretó algo bien negro.

Mientras seguía sudándose
en medio del extremo olor,
recibió la leche.

Los demonios, que se han vuelto furiosos por mis ofrecimientos, me atacaban a cada rato sin piedad, para que yo me rinda de recibir los dolores. Como resultado, todo mi cuerpo fue cubierto de moretones, tenía muchos lugares hinchados, todo el tiempo, ¡al punto que me costaba respirar! Éste fenómeno, que no lo puedo explicar, era acompañado con dolores que nunca experimenté antes, y esto fue extremadamente difícil de soportar.

Sin embargo, incluso los sacerdotes, religiosos y laicos que han sido llamados especialmente, viven una vida fácil cantando como reinando la paz, en lugar de vivir una vida de conversión. Así que muchas personas están cometiendo naturalmente atroces pecados, sin considerar la moralidad, e incluso renunciando a las leyes naturales para satisfacer sus deseos, haciendo un mundo que peca contra Dios.

También parecía como si mi corazón estuviera ardiendo a causa de dolores severos, por lo que mientras yo estaba viendo que incluso la mayoría de los hijos e hijas especialmente llamados estaban juzgando con arrogancia y obstinación, en lugar de armarse con las โ€œCinco espiritualidadesโ€. Anoche también oré, ofreciendo toda la noche estos dolores por el arrepentimiento de los pecadores. Mientras, alrededor de las 5 de la madrugada clamé frente de la imagen de la Virgen rezando el Rosario, โ€œMadre, ¿qué hago? Grité con mucha fuerza pero era inútil. Mejor lleva mi vida y hágalos correr al Señor con el arrepentimiento a todos los hijos en el mundo.โ€ Pero no podía rezar concentrada y solamente salían lágrimas.

 

Así cuando estaba llorando, clamando y llamando silenciosamente al Señor y a la Santísima Madre por un largo tiempo, aparecieron juntos Jesús y la Virgen mirándome con compasión y derramaron lágrimas. Seguí llorando โ€œ¿Cómo hago? ¿Cómo hago? No tengo más confianza de mí misma.โ€  Y la Virgen derramó la lágrima de sangre.

En ese instante veía los sacerdotes, religiosas y colaboradores que me ayudan. Y entre ellos un colaborador solo mirando su celular muy entusiasmado. Entonces la Virgen mirándolo nerviosa derramó la lágrima de sangre y dijo emitiendo luz.

   La Santísima Madre:  

โ€œ¡Oh, mi amada hija! ¡Mi pequeña alma! Tú no quieres perder ni siquiera un alma para salvar este mundo lleno de peligros, participando del mismo dolor de Mi Hijo Jesús y de Mí, e incluso derramando lágrimas de sangre y vomitando sangre, están siendo gentilmente ofrecidas, incluso hasta los dolores del momento de la muerte, que sorpresivamente vienen a cada momento!

Cuando tú, quien te has vuelto un sacrificio vivo, imploras por las almas, que han sido llamados para ayudarte, derramando lágrimas de sangre y sufriendo dolores, yo sufro de dolores como si mi corazón estuviera roto.

¡Mis amados hijos e hijas, que he llamado a mi santo lugar porque los  amo tanto!

Yo, la Madre de Jesucristo, el Único Hijo de Dios Padre, les permití especialmente a ustedes, que han sido llamados a un encuentro especial (con mi hija) para que puedan ayudarla 1) trabajando arduamente con ella con el mismo objetivo, para que se logre el Plan de Salvación de Dios, pero ustedes no han sido interpretadores que aprecian su vida sino 2) la lastiman en lugar de ayudarlaโ€ฆ ¿No ven a mi hija lamentándose profundamente, siendo presionada por el ilimitado peso de la ingratitud y su silenciosa oración y grito acompañados con el sudor de sangre y la lágrima de sangre?

¿Es correcto que ustedes, que han sido especialmente elegidos, y son mis hijos e hijas más cercanos, pierdan tiempo interesándose más en las cosas mundanas, como noticias, lo deportivo, navegando por internet, malgastando el tiempo mirando películas y obras de teatro, mientras no pueden mantenerse 3) perseverantes y 4) realizando grandes esfuerzo, hasta olvidarse de comer?

Tampoco, a pesar que, esta Madre varias veces gritó hasta que la garganta explotara, ustedes no aceptan ni siquiera un mínimo consejo de mi pequeña alma y enseguida caen en la desesperación y desanimo, alegrando a los demonios, desperdiciando su tiempo. Si de repente se acerca la terrible calamidad, ¿cómo la pueden evitar?

Aquellas almas que hacen caso omiso de lo que pretendo hacer a través de mi pequeña alma, a pesar de las súplicas del Señor y de Mí haciéndonos derramar lágrimas de sangre, son como el pueblo rebelde y terco de Israel, y no serán nada más que un castillo sobre arena, independientemente de lo grande que sus méritos pasados hayan sido.

Por lo tanto, deben desechar su orgullo, ego y autoestima, y armarse con las โ€œCinco espiritualidadesโ€, para acelerar su santidad y llegar a las virtudes perfectas, por lo tanto conviértanse en humildes y pequeñas almas, para que puedan disfrutar del Reino Celestial. Aunque, si el barco fuese grande y fuerte, 5 ) se hundirá si ustedes se descuidan y hubiese una mínima filtración de agua.

Pero mi pequeña alma, a quien Mi Hijo Jesús y Yo elegimos, quien ofrece con mucho gusto los dolores más terribles de la pasión de la Cruz y la muerte, (nota del traductor: Esto refiere a los sufrimientos y muerte en la Cruz experimentados por Julia en varias ocasiones) por el arrepentimiento y la salvación de los hijos del mundo, que han perdido el sentido de la dirección, errantes como bestias con rostro humano, es un consuelo para el ardiente Sagrado Corazón de Mi Hijo Jesús y el Mío y es el apóstol de Nuestro Corazón.

Por eso si ustedes son alimentados y educados por ella y se arman con las Cinco Espiritualidades, los demonios que llenan el Cielo y la tierra y que los afligen, huirán. Así que apúrense a despertarse y, 6) viendo los peligros en el mundo, hagan lo mejor posible, ofreciendo hasta su vida.

¡Mi pobre hija, mi muy amada bebe! No hay más tiempo para demorarse, pido sinceramente a mi pequeña alma, quien es la súbdita más confiada y valiosa de Dios.

Si reúnes y crias a los buenos granos que puedan realizar el deseo del Señor y el Mío, para que todos ellos comprendan una simple verdad, que en un barco, si se acumulan muchas plumas, aunque sean livianas, pueden hundirlo, y 8) unan sus esfuerzos con voluntad, 7) sacrificándose a sí mismo, por amor a otros, entonces la Iglesia será renovada, el mundo cambiará y un nuevo Pentecostés acontecerá.

Yo, como Co-Redentora, salvaré este mundo que está en el riesgo de la destrucción, aceptando las semillas del martirio que reúnes como pequeñas almas. Entonces aquellas almas que trabajan junto a mi pequeña alma por el Señor y por mí, serán elegidas como granos puros entre los granos, en el último día gozarán la felicidad eterna llevando la corona de laureles en el paraíso Celestial, en donde no hay sufrimientos, tristezas, o agonía, sólo está lleno de júbilo, amor y paz.โ€

Cuando terminó de hablar la Virgen, desapareció la luz no pude ver nada. Fui al baño llorando, y miré mi cara por el espejo. Estaba muy hinchada y colorada como sangre. Cuando limpié mis lágrimas con el pañuelo, estaba húmedo con sangre. Luego me acosté por el intenso dolor de cabeza y sentí que algo caliente salía de mi cabeza. Vi la toalla con que apoyaba mi cabeza, estaba húmeda de un color de rojo oscuro sangre.

17-02-2016, cuando recibía el mensaje de amor de la Sma. Madre,
 lloraba sin cesar y se mancho todo con la lágrima de sangre.

Cuando escribía el mensaje en medio de dolores, se manchó la toalla
con que apoyaba su cabeza con la resina que salía de su cabeza,
y lágrimas de sangres en el pañuelo

 

   Mensaje del 2 de Marzo de 2016 (alrededor de las 9:00 p.m.)

Cuando el mensaje recibido de la Virgen el 17 de Febrero se hizo público, muchas personas se arrepintieron. Pero hubo algunos que plantearon objeciones al mensaje. Pensando en los Corazones heridos del Señor y de la Santísima Madre, lloré de tristeza y sufría dolores. Cuando me sequé las lágrimas con un pañuelo, que seguía estando mojado con sangre.

Entonces mi cabeza se sentía muy caliente, como si se estuviera quemando, y pensé que mi cabeza iba a estallar. Nunca había experimentado tal extremo dolor antes. Se sentía como un volcán en erupción.

En ese momento, había estado recostada en una silla grande y frotando sobre mi cabeza un maravilloso medicamento dado por Jesús. Una sustancia negra, así como burbujas se derramaban fuera de mi cabeza.

Meditando en lo doloroso que el Señor y la Santísima Madre debieron haber estado sintiendo, sufriendo dolores como éste, en Su lugar, yo sufrí esos dolores por el Señor y la Virgen, y sentí que mi abdomen y cuerpo estaban retorciéndose gravemente. Así que fui al baño sostenida por unos ayudantes. La sangre empezó a salir de mi cuerpo.

Materia fecal con sangre Orina con sangre

 

Estos dolores eran tan difíciles de soportar, al punto que nopodían ser comparados con los dolores anteriores. Ofreciéndolos de buena gana, con el fin de reparar los Corazones heridos de Jesús y de María, y de convertir a los pecadores, llegué a comprender más claramente que era difícil de salvar, aunque sea un alma.

Entonces, los demonios se subieron y me atacaron sin piedad, para que no pueda ofrecer los dolores. Como resultado, todo el cuerpo se convirtió en una masa de heridas. Una ayudante tomó fotos de mí, atacada por los demonios.

La espalda llena de moretones, por el ataque de los demonios
(la columna vertebral distorsionada)

(imagen): Las fotografías mostraban las escenas de mi cuerpo siendo heridoy magullado, y de mi cintura y columna vertebral siendo distorsionadas. Algunas fotografías incluso parecían como si de mi cuerpo, en la espalda y la cintura, no paraba de sudar.

Yo no solamente sufro dolores espiritualmente, sino también físicamente, por el ataque de los demonios como en este caso. 

Y además mi ano continúa sobresalido para expiar la homosexualidad y otros pecados sexuales, y mi abdomen sigue hinchado, presionando mis órganos internos, en reparación por los pecados del aborto cometidos de forma indiscriminada. Como resultado, tengo dificultad para digerir incluso un poco de comida.

Mientras meditaba, en medio de los extremos dolores, pensé en lo difícil que sería para que cualquiera pueda entrar al Cielo, a menos que él o ella sea más y más como un simple niño.

La Santísima Madre me miró con tristeza y habló derramando lágrimas.

 

   La Santísima Madre:

โ€œ¡Mi hija muy amada! Es difícil para ti, ¿verdad? Es difícil para mí, también. ¿Pero qué podemos hacer? ¿Cómo podrían entender que es difícil de salvar, aunque sea un alma más? Del mismo modo que la gente no puede ganar el Reino de los Cielos si están encadenados por las leyes, insistiendo en sus insignificantes conocimientos, teorías y razonamientos, que nunca serán capaces de obtener el Reino Celestial, incluso con la llave del profundo conocimiento teológico.

¡Mis amados hijos que han sido especialmente llamados, porque ustedes son tan amados! Ahora la copa de la ira justa de Dios está colmada, y el castigo es inminente. Por eso Dios ha concedido un favor especial a mi hija, que siempre se disminuye a sí misma diciendo que ella no es digna, y no tiene nada que ofrecer a Dios, excepto su vergüenza, para que pueda salir al  mundo y difundir los mensajes de amor.

Les digo con seguridad, que si calculan o pesan con consideraciones humanas, no están siguiendo la Voluntad de Dios. En su lugar, disfruten de júbilo, amor y paz mediante la unión con la pequeña alma elegida por mí de una forma sencilla, infantil, siguiendo al Señor y a Mí, sólo con humildad y obediencia.โ€

 

Mensaje del 25 de Marzo, Viernes Santo

No podía pensar en hacer las Estaciones de la Cruz hoy a causa de la hipotermia que había durado varios días. Dejando atrás las preocupaciones de los sacerdotes y voluntarios, ellos me sugerían, sería mejor para mí rezar en el lugar donde se conservan pequeñas piedras manchadas con la Sangre Preciosa, y diciendo yo que incluso si muero, me iba a morir con el Señor, realicé cada paso arduamente a pesar que era muy difícil moverme, aunque sea un poco, y comencé las Estaciones de la Cruz con cinco sacerdotes, varios religiosos, peregrinos locales y extranjeros.

En la tercera Estación, donde Jesús cayó por primera vez, y en la séptima Estación donde Jesús cayó por segunda vez, he participado en los dolores que sufrió Jesús.

en la Tercera Estación, Julia se cayó

Julia se cayó en el Séptimo Estación

Cuando Jesús cayó por tercera vez en la novena Estación, una gran multitud se lanzó sobre Él y lo golpeó sin piedad, arrancándole su carne, hasta que la sangre se derramó. Como he participado en los dolores de Jesús en ese momento, sin saberlo, dejé escapar gritos de agonía de muerte varias veces. Los soldados detuvieron a la multitud que iban a la carga para matar a Jesús, diciendo: "¡Alto! Si Jesús muere antes de ser crucificado, no podremos hacerlo sufrir dolores más crueles".

Julia se cayó en la Novena Estación

En la duodécima Estación donde Jesús murió, todos cayeron de rodillas. Como no podía ponerme de rodillas debido al linfedema de mis piernas, me quedé postrada en el suelo y oré. Entonces, el frío se filtró en mi cuerpo desde el suelo y en mi corazón, enfermo de infarto de miocardio, parecía que estaba reduciéndose. Había sufrido de hipotermia de 34 grados centígrados de la noche anterior hasta el amanecer. Tan pronto como me quedé postrada en el suelo, me di cuenta que el dolor de la hipotermia comenzaría de nuevo debido al frío húmedo filtrándose a través de mi cuerpo desde el suelo

Pensé de levantarme, pero me hice la idea de morir con Jesús para la conversión de los pecadores y la aprobación de Naju, así que oré: "Señor, soy tuya, si vivo. Soy tuya, si me muero. Como ofrezco todo mi ser, que se haga sólo Tu Voluntad".

Entonces, perdí la energía en todo el cuerpo, perdí el conocimiento, y sentí el aliento detenerse.

Al instante, me encontré al lado de Dios Padre.

Julia recibiendo un mensaje de Dios Padre en Duodécima Estación
(Su aliento se aparo

Dios Padre: * ¿Qué? ¿Por qué viniste aquí?

Julia: Dios Padre, por favor, tome mi vida y en su lugar salve este mundo que se ha convertido en un estado de desorden extremo.

Dios Padre: Niña, ¿no sabes que todavía quedan muchas cosas que hay que hacer?

Julia: No puedo hacer nada porque soy tan indigna. Deseo que no haya más ninguno que cometa pecados por causa mía.

Dios Padre:Mientras tú estés en el mundo, **esas cosasvan a continuar sin fin. ¿Qué experimentó Jesucristo, Mi unigénito Hijo para la salvación de la raza humana? ¿No recibió insultos y la humillación de un sinnúmero de personas, hasta que fue clavado en la Cruz y murió? A pesar que lo sabes bien, ¿por qué te quejas como una niña inquieta?

* Dios Padre envió a Julia al mundo varias veces, diciendo que había muchas cosas para que ella haga. (Mensajes del 16 de Junio de 1995, 22 de Abril de 2011 y 18 de Abril de 2014)

En esta conversación,Dios Padre regañó ligeramente a Julia con amor, porque ella no tuvo buen cuidado de sí misma y se dejó morir de nuevo, a pesar que todavía hay muchas cosas para que ella haga en este mundo. Ella sólo se postró en el suelo frío, mientras todavía sufría de hipotermia y soportaba los severos dolores, con el fin de pedir por la conversión de los pecadores y la aprobación de Naju. Por lo tanto, se trata de una conversación íntima entre Dios Padre y Julia.

**"Esas cosas" significan que los que se oponen a la misión de Julia, juzgan con ligereza y la calumnian.

Julia: Oh, Padre, yo estaba equivocada. Voy a hacer Su Voluntad. Por lo tanto, no envíe el castigo en este mundo.

Dios Padre: Te veo como una pequeña alma, que haces actos de bondad sacrificándote a ti misma, pensando siempre en la salvación de este mundo, en lugar de tu bienestar, ¿cómo puedo dejar soltar Mi mano que ya estaba levantada alta, ardiente con la justicia?

Julia: Yo soy sólo una indigna pecadora.

Dios Padre: Entonces, baja a toda prisa y haz lo que tienes que hacer.

Julia: Sí, padre.

 

Yo, que había bajado la cabeza, comencé a descender envuelta en una luz brillante y llegué a un lugar desconocido. Allí vi a personas pidiendo que se parecían a los leprosos, los ojos y las manos marchitas, y sus cuerpos enteros distorsionados, supuraban abundantemente pus con sangre. Todos los que vieron su espantosa apariencia se escapaban. Entonces, Jesús se apareció. Los llamó y reunió a los sacerdotes, pidiéndoles ayuda, a pesar que podría ayudar a esa pobre gente personalmente.

La mayoría de los sacerdotes, sin embargo, se escapaban y quedaron sólo unos pocos. Pero ellos no estaban dispuestos a correr hacia los pobres tampoco.

Le dije: "A pesar que soy una indigna pecadora, voy a tratar de ser de ayuda para ellos porque siempre estás conmigo." Mientras corría y los abracé con fuerza, besé sus cuerpos y soplé en ellos, se volvieronlimpios.

Entonces, Jesús dijo: "¡Sí, Mi pequeña alma! Eso es. Es por esoque eres Mi amor".

 

Descendiendo de nuevo envuelta en una luz, llegué a otro lugar, donde fui testigo de terribles escenas. Numerosas personas estaban cometiendo abusos sexuales y pecados de obscenidad, incluso hasta el punto de roer la carne de otras personas. Ellos, que cometen pecados de obscenidad, independientemente de quienes sean, hombres o mujeres, jóvenes o viejos, todos por sus placeres transitorios de los sentidos, ya se habían convertidos extremadamente feos, e incluso abusaban de sus propios padres, hermanos, hermanas e hijos pequeños por sus deseos carnales. Cuando sus familiares se negaban a someterse, eran golpeados e incluso asesinados. Los que fueron tentados por los demonios de la obscenidad, y así quedaron ciegos con deseos sexuales, no pudieron reconocer a sus propios padres e hijos

Tomé piedad de las almas que sucumbieron a las tentaciones de los demonios de la obscenidad y no reconocieron ni siquiera a sus propios hijos o sus padres, hermanos ni hermanas, por lo tanto, con el fin de sacrificarme, corrí allí y oré. Entonces, esas almas saltaron encima de mí y comenzaron a roer la carne viva. Sin saberlo, dejé escapar gritos de dolor extremo, pero oré fervientemente, "Jesús, te ofrezco todo mi cuerpo y toda mi alma. Por favor, deja que todas estas pobres almas se arrepientan y se salven." Entonces, Jesús hizo caer una lluvia de Su Preciosa Sangre.

 

Aunque me mordían la carne, carne nueva se regeneraba al instante en que era arrancada. Cuando algunas personas, que estaban abriendo aunque sea un poco su corazón, se arrepentían con lágrimas en mis brazos, sus feos rostros se normalizaban. Sin embargo, desde aquellos que no abrieron su corazón, la Preciosa Sangre volvía de nuevo a Jesús. Mientras tanto, mi abdomen continuaba estando hinchado, porque yo estaba ofreciendo mis dolores en reparación por los pecados de la obscenidad y del aborto, con el fin de convertirlos. Entonces, Jesús habló en una voz amable.

Jesús:

¡Mis pequeñas almas muy queridas!

A pesar que los que vienen a Mí siguiendo a Mi pequeña alma, que no tiene miedo ni siquiera de la agonía de la doble muerte para la conversión de los pecadores, van a sufrir ridículos malentendidos, odios y persecuciones, pero no perderán ni un solo cabello. Por lo tanto, no se preocupen, sino realicen un importante esfuerzo para armarse a sí mismos diariamente y cada momento con las Cinco Espiritualidades. A continuación, llegarán a la perfección haciendo los primeros indicios de las santas virtudes y ganarán la vida eterna. Y en el último día, estarán de pie a lado de Mi Madre y de Mí, junto con Mi pequeña alma.

 

Entonces, Él iluminó con Su luz y bendijo la Montaña de la Santísima Madre, donde los cinco sacerdotes y peregrinos rezaban. En ese momento abrí los ojos, dando gracias a Dios y orando el 'Gloria' con los ángeles. Los sacerdotes y peregrinos también rezaban el 'Gloria'. Después de la oración, he encontrado abundante Preciosa Sangre que había descendido en mi ropa interior, a través de  mi ropa de color negro, y que había muchas heridas en la cabeza, me causaba dolor hasta el punto en que no podía ni tocarlo. De hecho, todo mi cuerpo se llenó con las heridas sangrantes, pero descubrí que mi hipotermia había desaparecido. ¡Gloria, alabanza y gracias sean dadas al Señor!

Vida Consagrada

circle05_bluegreen.gif Vida Consagrada

circle05_bluegreen.gif Libros y revistas

circle05_bluegreen.gif Cronologia

circle05_bluegreen.gif Mensajes

circle05_bluegreen.gif Peregrinaje

circle05_bluegreen.gif Contacto

circle05_bluegreen.gif Caminos de
  Amor por el Señor

circle05_bluegreen.gif Testimonio de   Julia Kim

 
 

facebook

 

La Casa de la Madre Bendita

La Casa de la Madre Bendita
12, Najucheon 2-gil, Naju City, Jeonnam, 520-030,
Corea del Sur

Copyright (C) www.najumary.or.kr All rights reserved.