มฆธ๑ พ๘ภฝ


Testimonio de Julia Kim

2 de Abril del año 2016

 

Julia Kim recibe la bendición de tres sacerdotes antes de hablar.
(Ella no puede rodillarse por causa de
linfocitoma y necrosis)

 

Creer sin ver es llamada bendición verdadera.

Sin embargo, ¡ver es creer!

¡Alabado sea el Señor! ¡Alabada sea laVirgen!

Es agradable verlos nuevamente. Dios los bendiga a todos. Ustedessaben cuán grande es el amor del Señor y de la Virgen, ¿verdad? No podemosmedir el gran amor del Señor y de la Santísima Madre. La gente tiende a pensar que ser rico o ser sanado de cáncer o cualquier otra enfermedad son sólo gracias, pero es importante saber cómo aceptamos la gracia que hemos recibido del Señor.

Es posible que se hayan sentido tristes y desanimados tantas veces en su vida, pero si consideramos esto como una forma de gracia del Señor y de la Virgen, y pensamos en positivo en lugar de pensar โ€œ¿Por qué mi vida es tan miserable?โ€, entonces, todo se transformará en nuevo otra vez, y podría ser verdaderamente alegres, para disfrutar del cielo en la tierra con gracia.

Es posible que hayan sufrido en sus vidas, pero si ustedes piensan, "¡Esta debe ser la voluntad del Señor para darme un amor más grande!", en lugar de pensar: "¿Por qué, Él me quiere dar tal sufrimiento, a pesar que he tratado de llevar una buena vida" y ofrecerlo de buena manera al Señor. Ofreciéndole de esta manera, Dios les dará mayores bendiciones.

Les he dicho acerca de la historia de los tres hombres jóvenes, que con palos me golpearon. El propietario del salón, donde trabajé sin que me pagaran, fue quien mandó a los tres jóvenes a golpearme. Como estos tres hombres me golpearon, equivale que, al hacerlo, me convertí en la causa de su brutal pecado. (Aclaración: ella siempre piensa que todo es culpa de ella, así que pensó que cometieron pecados a causa de ella), pensé, โ€œ¿qué podía hacer para que las personas dejen de cometer pecados por mi causa?โ€ Finalmente decidí cambiar mi trabajo por la confección de ropa de moda, que se exportara a Japón. Yo sabía que había personas que estaban trabajando allí, renunciaban rápidamente de sus puestos de trabajo, porque el trabajo era extenuante, causando insoportables dolores de hombro. A pesar de esto, continué trabajando allí.

Estaba tan contenta, pero no he vuelto a causa de los hombres de nuevo (porque muchos hombres se enamoraban de Julia por lo que siempre tuvo que tomar distancia), y porque no había pagado mi sueldo, pronto se me termino el dinero que necesitaba para la sociedad de ayuda mutua. No me quedó más remedio que dejar ese trabajo para unirme a la tienda de artesanías.

Sin embargo, tan pronto como trabajé allí, sufría dolores en los ojos, la cabeza, las orejas y todo mi cuerpo y quedé totalmente agotada. Y, además, el jefe me quería para visitar a los clientes y hacer presentaciones. Podría aceptarlo, pensando como si yo no tuviese los dolores, pero era tan difícil para mí, que era demasiada tímida, ni siquiera diría, "¡Hola!" para hacer la presentación delante de la gente y renuncié a mi trabajo. Entonces, mis dolores se detuvieron de inmediato.

Era una de esas diversas experiencias que el Señor me permitió experimentar (para entender a la gente en el mundo). Un día, yendo por el camino, vi que la academia de tejido a mano estaba enseñando a los estudiantes con las ventanas abiertas, ya que era un verano caluroso. Yo quería aprender de tejer a mano, pero estaba tan apenada de preguntarle a mi madre para pagar la cuota de la academia. Así que he visto y aprendido desde fuera de la ventana abierta de la academia. A pesar que he escuchado la lección de una sola vez, incluso me enteré cómo contar los puntos (medir).

Un día, mi tía me pidió que le tejiera un suéter para ella, y mientras yo estaba en el camino de vuelta a casa, después de comprar los ovillos de hilo en la tienda de lana, pensé que las personas pobres que viven en el campo también anhelarían aprender tejido. Así que fui a mi ciudad natal, reuní y enseñé a la gente a tejer de forma gratuita.

Ellos ni siquiera tenían dinero para comprar los ovillos de lana, así que recogieron los viejos suéteres, que eran inservibles, para desarmarlos y ya que estaban arrugados, extendía cada uno de los hilos sobre el vapor de la caldera hirviendo y se las daba para que los reutilicen.

Aunque he aprendido las lecciones de tejido desde el exterior, por la ventana abierta de la academia, renunciando a mí misma, yo estaba tan feliz por enseñar las habilidades del tejido a los niños y a las mujeres que querían aprenderlo pero que no tenían dinero. Les enseñaba todo el día, y también daba peinado a la gente para hacer algo de dinero para pagar la mutual social de ayuda, a pesar que estaba muy cansada. Me sentía tan bien porque podía ver que el pueblo estaba contento.

Traten de compartir las cosas que ustedes tienen con aquellos que tienen hambre, y compartir la ropa que quieran usar con aquellos que no tienen ropa. Ustedes se sentirán muy felices. Entonces, aprendí tejido de punto plano en la academia, y dos instructores que me vieron trabajar dijeron: "Vamos a abrir la academia de tejido de punto plano juntos." Con su sugerencia, pensé que podría ganar mucho dinero y dejar que mi madre viva en el lujo, así que me dieron un préstamo y se abrió la academia con ellos.

La academia fue un éxito y abrimos las clases de la tarde, y yo reinvertía todos los beneficios en la academia. Ese emprendimiento exitoso no duró mucho, debido a que ambos instructores trataron de tener intimidad conmigo, y yo renuncié al trabajo, y los dejé sin invertir más, dejando de beneficiarse con las ganancias. Era el amor del Señor que Nunca pagaron, excepto cuando daba peinado a la gente.

He trabajado para un salón de belleza en Go-Heung por seis meses y medio, pero no he recibido mi sueldo. Me daban un día de descanso, dos veces al mes, y aún cuando me vaya al campo durante mis días libres, pagaba el boleto del autobús con mi propio dinero, para hacerles la permanente del cabello a 20 personas, se lo entregaba a la propietaria del salón. Y todavía no me ha reembolsado ni siquiera para el boleto del autobús que pagué de mi propio bolsillo.

Cuando abandoné mi trabajo allí, el dueño del salón de belleza me dio un billete arrugado de 500 won diciendo, "Miss Yoon, utiliza esto para pagar su boleto de autobús." y lo puse en el bolsillo. Pero cuando me bajé del tren, había perdido el dinero. Sin embargo, sólo ofrecí pensando: "Vamos a considerar como si le hubiese dado el dinero a mi madre", en vez de preguntarme a mí misma: "¿Quién me robo el dinero?" ¡Y éste es también el amor del Señor!

Cuando era una niña, mi madre solía saltarse las comidas por el negocio. Así que reuní a los vendedores y cocinaba para ellos, pensando en mi madre. Los vendedores comieron una gran cantidad de comida, de las dos comidas que preparaba. Y además, los mendigos también comían mi propia comida, tres veces al día.

Por lo tanto, sacrificaba mis comidas para que los mendigos puedan comer hasta saciarse. Incluso sacrifiqué comidas durante tres días, ya que los mendigos traían a sus familias. Nuestra casa tenía 2 dormitorios, y dejaba que los mendigos se quedaran en la otra habitación, y en el invierno, dormía con ellos en mi habitación, para ahorrar leña. A veces me daban las gracias, pero algunos insistían tercamente que habían perdido sus pertenencias, y aunque sabía que estaban mintiendo, todavía les daba arroz, cebada, etc., y ellos se calmaban, teniendo en cuenta que ya habían consumido esos granos. (La Vida de Semchigo)

A pesar de tener que saltarse las comidas, sacrificando mi comida por ellos, para que coman, yo estaba tan feliz. Y un día, el mendigo que se quedó una noche en mi casa robó la escasa cantidad de dinero que tenía, incluyendo otras pertenencias y arroz, y se escapó mientras estaba preparando el desayuno por la mañana. Pero aún así me quedé contenta porque pensé, "Bueno, él sólo lo tomó porque lo necesitaba." Y nunca le dije a mi madre sobre él, porque pensé que yo sólo hice lo que tenía que hacer, pero algunas personas pagan amabilidad con el mal, incluso ahora.

¡Queridos peregrinos!

Este es el amor del Señor. Aunque no podemos sacrificarnos, no nos resentimos con el Señor o desanimamos por la Cruz, o por cada pequeño dolor que nos es dado. Si decimos: "Señor, Madre, gracias. Voy a llevar mi cruz voluntariamente." Y llevando nuestras cruces con gracia, entonces, se nos concederá la felicidad eterna en el Cielo en el último día.

 

"A pesar del estado de su ovario, ella podría estar embarazada y
tener un hijo ...!"ella podría estar embarazada y tener un hijo ...!"

Había una mujer cuyo nombre era simplemente como inicial M. Tenía enfermedades en todo el cuerpo causados โ€‹โ€‹por dolores en su vida, y ella no era capaz de tener hijos desde hace 8 años. Su marido tenía encuentros con otras mujeres, teniendo posteriormente abortos. También tuvo un accidente automovilístico y compró un auto nuevo con dinero prestado. Debido a su estilo de vida superflua, que vive en medios ajenos, apenas le quedaba dinero para el mantenimiento de su esposa. Me sentía tan apenada por ella, que yo siempre la consolé, e incluso la calmaba durmiendo con mi brazo debajo de la cabeza (con el fin de traerle un poco de tranquilidad a su atribulada cabeza). Más tarde fue sanada de toda su enfermedad en Naju. Pero un día, un falso profeta señaló en su abdomen, diciendo "hoy te daré un bebé." Entonces ella dijo que estaba embarazada y experimentó mareos por la mañana. Le dije que "no hay bebé en su vientre. Hay que ir a una consulta ginecológica." Ella, no me escuchó, eligió ser engañada por el falso profeta.

Unos meses más tarde, le dije de nuevo "¿Qué pasa si no hay un bebé? Su familia estaría muy decepcionada, por lo tanto, vaya a un hospital." "No, hermana. Mi bebé se está moviendo en el abdomen. ¡Vea!" Toqué su vientre y sentía como si el bebé se estuviera  moviendo realmente.

Me sorprendió tanto que pensé: โ€œ¡Oh! He creído lo que digo, a pesar que no era mis palabras, pero Jesúsโ€œ. โ€œ¿Estaba equivocada? ¡Jesús! ¿Qué debería hacer?"

Entonces dijo Jesús: "No te preocupes". Varios días más tarde, se encontró que su embarazo era sólo una ilusión. Fue de esta manera, que el diablo suele engañar a las personas haciendo ilusiones como este caso de falso embarazo, con movimientos como de un bebé en el vientre de la víctima.

Fue entonces cuando ella sabía de la existencia y gritó con pesar. Sentí compasión por ella y oré por ella. De repente, le dije a pesar de mí misma, "Si abres tu corazón, de par en par, y vuelves a mí, te daré un bebé dentro de tres años." Esa fue la palabra de la Virgen (a través de Julia).

Un día, ella se enferma y fue al hospital de Naju para una tomografía computarizada. Durante la exploración, el técnico le sugiere consultar a un ginecólogo. De hecho, ella había confirmado el embarazo por el ginecólogo. Ella regresó a su casa y verificó esto, de su diario, que habían transcurrido en realidad 3 años, desde que se le había dicho que daría a luz a un niño (por la Madre, a través de Julia)

Cuando el bebé nació, he oído de ella que era imposible que su bebé venga por un parto natural. Al mismo tiempo, 3 colectivos llenos de peregrinos de la provincia de Kyeong-gi fueron a la Casa de la Madre. Así que les di la bienvenida y difundí el mensaje de amor del Señor y de la Santísima Madre a ellos en la capilla, y al mismo tiempo, la encomendé al Señor.

Fue la voluntad del Señor que tenía que pasar por un parto por cesárea. Cuando se realiza una incisión de su vientre, dos grandes tumores fueron diagnosticados en su seno, lo que habría provocado seguramente a ella que abortara durante su embarazo a término. Eso no fue todo. Tenía plena inflamación en todo su ovario. Fue 100% imposible que pudiera tener un niño de esta manera. Es por eso que dijo el médico, sorprendido, "¿cómo puede ser posible para ella estar embarazada con este ovario inflamado y dar a luz a un niño?" (La Gloria del Señor se reveló)

Como era un domingo, el médico, jefe del departamento de obstetricia y ginecología, estaba ausente. Por lo que un cirujano, que estaba de servicio ese día la operó, tomando su bebé, empujando hacia arriba, dejando atrás los tumores del ovario y la completa inflamación en su vientre. Sin embargo, el siguiente milagro sucedió de nuevo. ¡Ella quedó embarazada de nuevo y dio a luz a un hijo esta vez!

Para dolor de todos, sin embargo, ella envió al Obispo Yoon, el Obispo de la diócesis de Gwangju, una carta para complotarse contra mí. Ella dio un falso testimonio, incluso en contra de mi hija mayor, lo que logró la desintegración familiar de mi hija. Todavía me duele el corazón, porque incluso mi hija sufrió y pasó por un estado lamentable, a pesar que yo estoy bien (porque lo puedo ofrecer hacia arriba). Cuando la gente toma un camino equivocado, ¡cuánto dolor sienten Jesús y la Madre en Sus Corazones!

La razón por la que escribió la carta era intrascendente a la gravedad que el problema se había intensificado. Cuando dio a luz a su primer hijo, le concedí un favor de ella, dejando que vivan en nuestro apartamento, donde la estatua de la Santísima Madre había derramado lágrimas. Le di 250.000 won para sus gastos mensuales del salario de mi marido. A pesar que quería ayudarme con el trabajo voluntario, no podía hacerlo porque su hijo era muy chico. Tan pronto como su hijo creció, liberándola para comenzar con el trabajo voluntario en la Casa de la Santísima Madre, estaba embarazada de nuevo.

El amor de Dios es inconmensurable con pensamientos humanos

En ese momento, mi madre debió haberla felicitado por su segundo embarazo. Pero en su lugar dijo, "¡Oh! Ahora usted está embarazada de nuevo, justo en el momento adecuado para que puedas ayudar a mi hija." Sólo por ésta declaración, expresada por mi madre, se decepcionó profundamente, e hizo una falsa confesión al párroco de Naju. Acto seguido, ella escribió una carta falsa, llena de palabras sin fundamento (sobre Naju) junto con el párroco, al obispo de Gwangju.

Por cierto, usted debe mirar hacia fuera para los sueños.

En ese momento, una mujer (de inicial A.), que esperaba su muerte, aquejada por cáncer de útero  en el  estadio 4, y la sangre de descarga, se curó, después del sangrado de mi útero en nombre de ella (Julia ofreció su mismo dolor por su sanidad). Ella trató de volver a su casa, después de haber sido curada, pero la mantuve en la Casa de la Santísima Madre, y cuidé de ella con una buena alimentación y los medicamentos como le dije, a pesar de mí misma debía ofrecer. Si no hubiera hecho eso, habría resultado lamentable.

Un día, ella me dijo: "Soñé con la mujer (de inicial M). Ella tuvo hemorragia, por eso la llevé en la camilla con Rubino. Entonces usted rezó por ella y su sangre se limpió, y se sanó. Por lo tanto, voy a convencerla y traerla de vuelta." Pero dije inconscientemente. "No hagas eso, te convencerá (ella)" Ella no me escuchó y fue a encontrarse con M., y realmente descubrió que estaba convencido. En consecuencia, también escribió una carta falsa como la de M. al Obispo Kim Nam Do, el presidente de la Conferencia de Corea del Obispo.

El Obispo Kim me cuestionó el contenido de cada parte de la carta, y le explicó todo. Luego él lo aceptó de forma amistosa, diciendo: "Sí, sí, sabía que no estaban haciendo nada malo." Pero el Obispo de Gwangju, no me pidió nada en absoluto, sino condenaba (a Naju). Más tarde, una persona que fue sanada de su cáncer de útero terminal, empezó a sangrar de nuevo y se cayó en el segundo piso de la Capilla, por lo que mi madre se hizo cargo de ella, haciendo papilla y se lo llevaba arriba, donde se quedó. Se compadeció y regresó a su casa.

Yo era compasiva en su alma y le dije a mi pesar, "Vamos de nuevo a Naju, te sanarás"

Ella respondió: "Alguien podría cuidar de mí allí. Yo no puedo ir." Y me dijo: "Voy a cuidar de usted!" Sin embargo, ella no volvió a Naju y continuó sangrando durante 3 años, luego falleció.

El amor de Dios es tan variado así. (Julia reconoce todas estas dificultades, los dolores y tribulaciones como Amor de Dios). Hasta ahora, he recibido esta clase de amor - amor de dolor-, escuchando todo tipo de palabras sin fundamento sobre mí.

El 1 de abril de 2001, la Virgen nos llama a todos nosotros, diciendo "¡Mis queridos hijos, que son especialmente llamados y han respondido con Amén! Sostengan mis manos para ir al Cielo juntos" y también dijo "ustedes sufren dolores ahora, pero siempre tengan en cuenta el lugar en el Reino Celestial, que tengo preparado para ti." El Señor y la Virgen nos conducen al Cielo. ¿Por qué nos ha elegido? Como el Señor vino al mundo, no a llamar a los justos sino para llamar a los pecadores para su arrepentimiento, Él nos eligió a nosotros, no las denominadas personas educadas, sino quienes confiesan ser pecadores, haciendo constantes esfuerzos para armarnos con las cinco espiritualidades para acelerar virtudes e ir hacia la perfección. Por lo tanto, querido peregrinos, ¡tengan confianza!

Una madre superiora le dijo a las hermanas de su congregación que iban a Naju, incluso en colectivos alquilados, "¿Cómo no puede la Madre derramar lágrimas cuando ve este mundo que se encuentra en este estado de extremo desorden? ¡Es natural que ella llore lágrimas! Por lo tanto, no es necesario ir a Naju, porque la persona que cree sin ver ¡es una persona realmente bendecida!"

Cuando esa madre superiora, atestiguó las Lágrimas de Sangre de la Madre por sí misma, se sentía, โ€œHe pensado que he vivido bien hasta ahora, pero ¡realmente he cometido muchos errores!โ€ y se arrodilló. Ella se convirtió en un pequeño bebé espiritualmente, regresó al convento, después de llorar profusamente en frente de la estatua de la Virgen, y regresó de nuevo al día siguiente. Pasó su tiempo libre viendo dramas, después que ella terminara su breviario del rosario o hacía rápidamente oraciones, cada vez que comenzaba el drama. Pero se dio cuenta de lo equivocada que estaba, viendo las Lágrimas de Sangre de la Madre, y volvió renovada a partir de ese día.

Por lo tanto, he dicho que โ€œla persona que cree sin ver no es la persona realmente bendita", sino, "ver para creerโ€. Por lo que quienes respondieron con Amen a la llamada de la Madre y hacen peregrinación a Naju constantemente para rezar, son realmente hijos bendecidos. La Santísima Madre dijo: "Los ayudaré con el poder que aplasta la cabeza de la serpiente". Ella nos nutrirá nuevamente con la leche con la que Ella alimentaba al niño Jesús. Así que no se preocupen por las faltas de su pasado, sino apresúrense y arrepiéntanse a Ella.

Cuando somos nutridos y nos armamos con las oraciones de la Vida (volviendo nuestra vida diaria en oraciones) y las cinco espiritualidades de Naju, que pueden disfrutar del Cielo en la tierra. A pesar que no sabemos el momento en que Dios nos pueda llamar, vamos a ir hacia el Cielo y ¡disfrutando de la felicidad eterna cuando nos llame!

Vida Consagrada

circle05_bluegreen.gif Vida Consagrada

circle05_bluegreen.gif Libros y revistas

circle05_bluegreen.gif Cronologia

circle05_bluegreen.gif Mensajes

circle05_bluegreen.gif Peregrinaje

circle05_bluegreen.gif Contacto

circle05_bluegreen.gif Caminos de
  Amor por el Señor

circle05_bluegreen.gif Testimonio de   Julia Kim

 
 

facebook

 

 

 

 

 

 

La Casa de la Madre Bendita

La Casa de la Madre Bendita
12, Najucheon 2-gil, Naju City, Jeonnam, 520-030,
Corea del Sur

Copyright (C) www.najumary.or.kr All rights reserved.