El agua de las gracias en la Montaña de  la Madre Bendita

¡Mis queridos niños !  

No tengan ningún miedo, sino reúnanse aquí todos juntos y beban esta agua y lavense ustedes mismos con ésa.  Siempre que ustedes vengan aquí buscando a Mi Madre y a Mí  y griten en serio con todo su corazón, Yo les daré la luz de Mi Ardiente Corazón Sagrado y la luz de Mi misericordia, y Mi Madre también dará la luz de Su Corazón Inmaculado y las corrientes del agua de la misericordia, dejándole mamar su leche a la satisfacción de sus corazones.  Entonces, toda su sed será apagará;  y se llenarán de gracias y experimentarán alegría, amor y  paz.  (del mensaje de Nuestro Señor el 8 de de diciembre de 1999)

 

Cómo el manantial en la Montaña de la Madre Bendita se descubrió?

Mientras que Julia estaba rezando, ella vió una visión de la Madre Bendecida que llevó varios paquetes grandes de ropas sucias, una sobre su cabeza y dos con sus manos, y empujando la otra con sus pies, y subiendo a una montaña escarpada.  Después de un rato, Élla  paró donde hubo un riachuelo grande con agua clara y comenzó a lavar el lavadero.  En el riachuelo, poco abajo de donde estuve la Madre Bendecida, hubo mucha gente bebiendo el agua con alegria, lavándose las manos, pies, pelo y cuerpos enteros, y jugando y salpicando el agua.

Luego, Julia fue a la montaña que ella vio en la visión y encontró el lugar en donde la Madre Bendecida lavaba las ropas y mucha gente bebía el agua, lavándose, y jugando.  Cuando Julia comenzó a excavar el suelo con sus manos desnudas, una corriente de agua comenzó a fluir cada vez que ella excavó, y esto fue repetido hasta que hubiera un total de siete corrientes de agua.  Cuando Julia excavó por la octava vez, las siete corrientes del agua ensamblaron se juntaron en una corriente más grande.  Actualmente, una estatua grande de la Madre Bendecida está de pie donde la Madre Bendecida estaba parada en la visión de Julia.  La ubicación actual del pozo de la Madre Bendecida, que es un poco abajo de su estatua, es donde el pozo fue excavado.

El 27 de agosto de 1992, Julia fue a la montaña que la Madre Bendita le mostró en una visión.  Después de encontrar el sitio para el pozo, Julia excavó el suelo con sus manos.

 

Tan pronto como Julia empezó a excavar el suelo, una cantidad grande de agua empezcó a fluir.

 

El aecite fragante flotando sobre la superficie de la agua de las gracias de la Madre Bendita ( 25 de abril de 2002)

 

Vida Consagrada

circle05_bluegreen.gif Vida Consagrada

circle05_bluegreen.gif Libros y revistas

circle05_bluegreen.gif Cronologia

circle05_bluegreen.gif Mensajes

circle05_bluegreen.gif Peregrinaje

circle05_bluegreen.gif Contacto

circle05_bluegreen.gif Caminos de
  Amor por el Señor

circle05_bluegreen.gif Testimonio de   Julia Kim

 
 

facebook

 

 

 

 

 

 

La Casa de la Madre Bendita

La Casa de la Madre Bendita
12, Najucheon 2-gil, Naju City, Jeonnam, 520-030,
Corea del Sur

Copyright (C) www.najumary.or.kr All rights reserved.