spanish_board

2010 | Mensajes 2010 - 31 de Marzo del 2010.

페이지 정보

작성자 najumaria 작성일12-11-16 14:35 조회2,962회 댓글0건

본문

31 de Marzo de 2010

 

Aproximadamente a las 2:40p.m, fui llamada por la Bendita Madre y fui a la capilla donde estaba puesta la estatua de la Bendita Madre. Hice una profunda reverencia tres veces a la Bendita Madre, me arrodillé, y miré a la Bendita Madre.  Empezó a hablar mientras se liberaba de los torrentes de lágrimas de sangre sobre su cara.

 

La Bendita Madre:

 

¡"Mi amada hija!  No derramo lágrimas y lágrimas de sangre en vano.  Si todos los niños que vienen para visitarme abren sus corazones extensamente y me suplican, los presentaré a mi Hijo Jesús, con el propósito que sus cuerpos y almas sean limpiados y por lo tanto curados con la sangre que mi Hijo Jesús derramó para el arrepentimiento de los pecadores, y las lágrimas y las lágrimas de sangre que derramé.

 

Si usted no haga caso omiso de las lágrimas y las lágrimas de sangre que he derramado, y los milagros sin precedentes que mi Hijo Jesús ha revelado, acepten bien los mensajes de amor que mi Hijo Jesús y Yo les hemos dado (a ustedes), y por lo tanto lleven una vida sobre la base de las enseñanzas del Evangelio, ustedes seguramente serán salvados inclusive si los desastres continúan ocurriendo en los cielos, en el suelo, y en los mares. 

 

¡Mi hija extremadamente amada, que está haciendo grandes esfuerzos, al punto de sangrar, para imitar a mi Hijo Jesús y esta Madre!  ¿Usted participará en mis sufrimientos, con el propósito que mis lágrimas y lágrimas de sangre no sean malgastadas, cuando usted sabe mejor que esta Madre está sufriendo de extremos dolores, debido a los increíbles pecados de los niños en el mundo?"   

 

Respondí inmediatamente.  "Sí, ¡Madre!  Por supuesto, participaré en ellos.  En cualquiera, en todos. . ."Incluso antes que terminara de hablar, lágrimas corrieron de mis ojos.  En ese momento todos me miraron y gritaron fuerte.  Me vieron también derramar lágrimas de sangre.  Un rato después, más lágrimas de sangre fluyeron.  Aproximadamente a las 3:30p.m., no salieron más lágrimas de ninguno de mis ojos.  Mis ojos, que habían estado borrosos y con dolor, se aclararon al instante y se curaron totalmente.  Señor, recibe la gloria, y, Bendita Madre, recibe el consuelo.  ¡Amen!

댓글목록

등록된 댓글이 없습니다.