spanish_board

2010 | Mensajes 2010 - 20 y 26 de Marzo del 2010.

페이지 정보

작성자 najumaria 작성일12-11-16 14:20 조회3,139회 댓글0건

본문

 

El  mensaje de amor de la Bendita Madre del 20 de Marzo de 2010

 

 Sufrí con extremo dolor como que se me rompía la cabeza y ahorcaba el cuello. No pude mover ni un solo dedo por tal dolor, estaba como golpeada todo mi cuerpo con un martillo de hierro y sentí mi boca muy amarga.

Temblando con frío, recé a través de estos dolores de muerte, para que sea glorificado el Señor y sea consolada la  Bendita Madre, y que los pecadores, que corren por el camino hacia el infierno reciban la gloria de la conversión, dije “¡Señor!  ¿Cuántos grandes dolores tuvo cuando los malos te golpeaban y te flagelaban al llevar la cruz?   ¿Y los sabores de vinagre fueron más amargos y malos que el mío, no?   Entonces escuché la cariñosa voz de la Bendita Madre.

 

 

La Bendita Madre: “¡Mi querida bella hija! No te quejaste al recibir el dolor, como si estuvieran sacando tu carne viva, al contrario, los recibiste con gusto a los dolores, con oración por el Señor y por Mí, para la conversión de los pecadores por el Señor y por Mí, para que no sean en vano tus dolores, con esto, Mi Hijo Jesús y está mami, estamos consolados.”

 

 

Los dolores desaparecieron, y, cuando me levanté, estaba manchado con sangre el toallón sobre el que me había echado encima, aunque yo no tenía  ninguna herida.

 

 

 

 

 

El mensaje de amor de Jesús el 26 de Marzo de 2010

 

 Contemplé el mensaje de amor de la Bendita Madre dada el 20 de Marzo de 2010.  Cuando meditaba, llorando con tanta lástima por cuántos dolores tienen que sufrir el Señor y la Virgen por la conversión de los pecadores, Satanás, por no poder verme quieta, me atacó sin falta, y sentí que pasaba rápido algo bien negro, y escuché la voz de Satanás.

 

Satanás:           “Mira, si Jesús y María están consolados con tu sufrimiento, ¿cómo te podría dejar Dios ir al médico a pesar de sufrir tanto dolor? ¿ no debería premiarte?  Aún así ¿piensas que  Dios te ama de verdad?”

 

Julia:                “Por supuesto, Él me ama, me ama muchísimo.”

 

Satanás:           “¿Ah, sí?  ¡Esta tonta estúpida!  Ya te acercas casi a la muerte con tantos dolores y sigue orando por los pecadores, ¡qué lastima!  Tú oras, pero no sabes aun cuántos dolores estás sufriendo y cuántos más vas a sufrir.  Despiértate rápido y pídele ahora a Dios que retire tus dolores. Entonces tú y hasta tu familia van a ser ricos, y tú no vas a tener preocupación por nada. Además vas a disfrutar la riqueza y la prosperidad, ¿por qué pides el dolor tú misma? Aún no es tarde para pedir que pare tus muchos dolores  que estás sufriendo.”

 

 

Julia:                “¡Te ordeno en el nombre de Jesús Cristo! ¡Cállate, Satanás!  ¡Retírate, y vayas al Señor Jesús Cristo!

 

Satanás:           “¡Mátala! ¡a esta maldita que interrumpe mucho nuestra obra!  Si matamos a esta maldita, podemos lograr nuestra obra.”

 

Los diablos me levantaron agarrando mi cabello, y me tiraron con un bruscamente. Me fui estacada entre la cama y la mesa de la computadora tan estrecha. Satanás gritó con alta voz.

 

Satanás:           “Chicos, mátenla rápido. No la dejen vivir hasta la Pascua. Tiren la flecha envenenada.”

 

Antes de terminar su orden yo oré gritando por adentro “¡Señor, entrego toda mi deficiente alma!. Que venga el Reino del Señor y reciba la Gloria, Señor, y la consolación la Bendita Madre.”  Entonces cuando Jesús vino volando como relámpago,  radió la luz, y derramó la Preciosa Sangre, los diablos huyeron con mucho susto.

No se pegó la Preciosa Sangre ni una gota a los diablos. Entregué el dolor de no poder salir del intersticio, por la conversión de los pecadores, coincidiendo con las Voluntades de Jesús y la Bendita Madre.

 

Julia:                “¡Señor!  ¿quién soy yo para salvarme otra vez de la crisis de la muerte?”

 

Jesús:               “Bueno, Satanás quería matarte tratándote como enemigo mortal. Pero tú querías entregar hasta toda tu vida, y Yo te salvé a ti, quien me admira y obedece con corazón y alegría.

 

¡Mi pequeña alma muy querida!

Con tu deseo de querer solamente la Gloria Mía y de Mí Madre, entregando totalmente tu libre voluntad, que ha dado Dios y por ser tu vida la víctima de sacrificio por Mí, y sufriendo todo con gusto por la conversión de los pecadores, Yo y Mi Madre estamos muy consolados.”

 

 

Julia:                “¡Señor! Tengo vergüenza por mis tantas deficiencias. Mucha gente peca por mí. Sin embargo ¿cómo me amas tanto, a esta pecadora tan vergonzosa?”

 

Jesús:               “Los terribles pecadores están en contra de Dios, siendo como cuchillo muy filoso clavándose profundo en Mi corazón y en el de Mi Madre. Pero Yo recibo hasta los atroces pecadores si viene a Mí, ¿cómo no puedo amarte, quien se humilla y confiesa como una pecadora vergonzosa? No te preocupes por las palabras de la gente abusando la libre voluntad y cometiendo sacrilegios.”

 

Julia:                “¿No puedes hacer que ellos se conviertan?”

 

Jesús:               “Ellos están ciegos y con los oídos tapados, aunque Yo y Mi Madre estamos clamando una y otra vez a través de ti, al contrario, cometen el sacrilegio, a pesar de permitir la libre voluntad, ¿qué puedo hacer Yo?”

 

Julia:                “A pesar de todo esto, perdónalos a ellos, y permítalos caminar hacia la salvación. Soy demasiada imperfecta, y siempre me da lástima por no poder cumplir los deseos del Señor y la Bandita Madre.”

 

Jesús:               “¡Mi pequeña alma amada!   Si tú hubieras pensado que no tenías algo imperfecto, aunque sea trivial, Yo no habría venido a ti. Pero tú siempre fuiste humilde, y pediste perdón, hasta sufrir los dolores de rescate por la conversión de otras personas. Por eso Yo les alimenté espiritualmente a muchas personas según tu deseo.”

 

Julia:                “¡Oh, Señor!”

 

Jesús:               “¡Mi amada bebita!  Cuando tú corres hacia Mí confesando sinceramente como una pecadora deficiente, Yo no veía tu imperfección, sino tu amor y humildad. Por eso, aunque sea un momentito, pude olvidar los pecados del mundo y hablarte al oído el amor con alegre sonrisa.”

 

Julia:                “¡Señor! Deseo que se conviertan ellos, quienes me hablan con acrimonia en esta cuaresma sin falta.”

 

Jesús:               “Tu gran amor, que se preocupa de hasta las almas que te atormentan, queda en Mi ilimitada misericordia, y pudiendo ofrecer hermosamente con oración de amor, incluso la maldad de ellos,  Mi corazón también se alegra.”

 

Julia:                “Ante el Señor siento vergüenza, y me disminuye por parecer mi oración deficiente, como una gotita de agua o mota.”

 

Jesús:               “No es así. Por tus extremos dolores de rescate, muchas personas están despertándose. No falta mucho para construir nuevamente los lugares que Satanás destruyó, con la ayuda de las pequeñas almas como ustedes, quienes han respondido con Amén a Mi llamado. Por eso, que llene un poco más la taza de dolores que ofreces con tu sangriento sacrificio, y reparación. Como tú sabes bien lo alto, lo profundo y lo ancho de Mi Amor y Misericordia ilimitada, y haces coincides siempre con Mi Sagrado Corazón sufriendo, Mi Madre y Yo, no podemos hacer otra cosa que amarte.”

 

Julia:                “¡Señor!  Por mucha gente del mundo, quien prosigue solamente las cosas fáciles, caída en la curiosidad y la complacencia, y no siente el amor del Señor, quien nos salvó hasta morir sangrientamente clavado en la cruz, pero los hijos que han respondidos con amén al llamado de la Bendita Madre de Naju, practican los mensajes de amor y difunden, a pesar de sufrir dificultades y persecuciones para seguir a la Bendita Madre, permite a ellos las gracias abundante sin medir nada.”

 

Jesús:               “¡Cómo no, confíame, Mi pequeña alma buena!

Recuérdate que Dios recordó a Abrahán y lo salvó a Lot de la destrucción, cuando Dios Padre castigó con el fuego de azufre destruyendo Sodoma y Gomorra, no solamente esas ciudades, sino hasta las ciudades ubicadas en ese valle.  Y así, los hijos, quienes oran de acuerdo contigo, corriendo hacia Mí a través de Mi Madre María, serán salvados todos de acuerdo a tu deseo, y ganarán el árbol de vida eterna en el último día.  Por eso no tengas preocupación acerca del futuro, y ten orgullo como persona trascendente salvada, y gózate de alegría, amor, y paz en tu irremplazable lugar.”

 

 

Después de recibir el mensaje, cuando apenas me levanté con la ayuda de mi colaboradora, estaba caída la Preciosa Sangre en mi ropa, en la cortina, en el piso, y hasta en el cubrecama de al lado mío.

Y cuando todos los diablos, en grupo, me atacaron para matarme, mi cara estaba manchada con la sangre pero no tenía ninguna herida.  ¡Señor! ¡Bendita Madre!  ¡Que reciban siempre la alabanza, el agradecimiento, y la Gloria, Amén!

[이 게시물은 운영진님에 의해 2012-11-27 18:59:03 [복사본] spanish_board에서 이동 됨] [이 게시물은 운영진님에 의해 2012-11-27 19:04:59 spanish_board2에서 이동 됨] [이 게시물은 운영진님에 의해 2012-11-27 19:05:11 연습장에서 이동 됨] [이 게시물은 운영진님에 의해 2012-11-27 19:06:33 spanish_board2에서 이동 됨] [이 게시물은 운영진님에 의해 2012-11-27 19:06:48 연습장에서 이동 됨]

댓글목록

등록된 댓글이 없습니다.